18 ene. 2015

Mar



Tanto tiempo atado en la costa,

temor,
temor al infinito, a lo desconocido,
quizá más allá,
del otro lado,
el futuro,
el resto de tu vida.
Soltarse, vasto mar,
romper amarras y navegar.

Piedras,
surcan el aire,
quienes las arrojan,
no merecen el aire que respiran,
desean quebrarnos en pedazos,
hundirnos en este cerrado y obscuro mar.

Rocas que provocan olas,
olas que amenazan,
olas que podrán devorarnos,
olas que podrán alejarnos rápidamente de aquí,
movimiento,
adiós a lo conocido,
adiós a los malditos que desean nuestra muerte.

Mar infinito,
tormentas que no ceden,
batallar contra ellas,
resistir,
forjaran el destino,
placentero es enfrentarlas,
absorbiendo  su furia,
absorbiendo su fuerza.

Somos este barco,
cruda travesía,
algunos desertan, otros se unen al mar,
con el paso del tiempo,
con seguridad afirmo,
me vestiré de cadenas y me uniré a ellos,
me uniré al mar.

E.I.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...