2 Titulos.



“El día se desangra en un lento anochecer”

“Partir es llegar”

Deseos, deseo, deseábamos,
antes, durante, después, y más allá,
entretanto,
todo desmoronándose.
De a pequeños pasos,
creer que se camina hacia la libertad,
pasos que no dirigen a ningún lado.

Espero,
aun engañado por ecos,
espero por las palabras,
el sonido,
ya no más,
silencio, ecos de silencio,
silencio,
un inmenso silencio.

Oculto, dormido,
para que lastimar los ojos,
con este filoso día,
para que,
por medio de ellos se destroza
el alma, el corazón.
Para que ahogarlos con la ausencia,
para que,
cerrados, olvidaran.

Noche que se marchita,
su fin, se refleja en las aguas,
llega el alba,
la cruda verdad,
alumbrada de par en par,
el cuerpo arde
bajo la tierra
sería el mejor lugar
para evadirte, día.

Esperar en cuclillas,
esperar casi del mismo modo en que partí,
esperar, en este limbo,
un limbo terrenal.
Habrá un momento,
en que se reflejara tu rostro,
detrás del mío,
los espíritus no conocen del tiempo,
ni de nada parecido al día, o a la noche.

Solo los imperfectos que quedamos aquí,
cuando se desgarre el día
por la fuerza de la noche,
me desangrare en ella,
entonces, quizá,
tu rostro se dibuje,
como aquel momento en que partí.


E.I.
http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios