23 abr. 2016

Ser

Fue,

es,
una pesadilla,
quizá por eso todo es tan claro,
la verdad es una bofetada que despierta
agua fría que abre los ojos,
todas esas almas fatigadas,
algunas cercenadas,
y los cuerpos
han quedad huecos
sin destino
sin final.

Abrazados por la pena
por los recuerdos
de lo que fueron
de lo que jamás serán,
ahora,
solo carne, huesos y piel.

Y no tocar tu piel,
y no ver tu alma,
y la mía ahora espantada,
siempre queriendo tentarla,
tu agua,
no está, te has secado,
mis manos,
no están,
el cuervo en tu hombro
las ha devorado,
y los famélicos demonios
emergen de los ríos para terminar
lo que comenzaron.

Vacío,
ahogado en la inmensidad
de tus ojos,
salvación que solo es
una palabra,
tu na has venido
¿es que siquiera existes?
¿sueños amigos, enemigos?
¿mi ángel o mi paciente demonio?

Mira hacia abajo,
desganado,
y no hay cielo,
arriba solo llamas,
tarde para lágrimas,
tarde para mezclar nuestras pieles,
tarde para dulces palabras
tarde,
drenado por innombrables seres,
abatido dejo a mi ser,
y parte de las cenizas,
pronto, muy pronto,
seré.

E.I.
http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar


No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...