Ojos (XII)

No deseas caminar
por estos
mis verdes senderos,
seguros, pacíficos,
y pintados también
con otros colores
que he encontrado aquí
en mi paleta.

Pues con tus ojos,
¡ve!
deja que absorban las almas,
ellos te dejaran
solo por hoy
sentir al ver.

La tristeza
te apaga,
el dolor te revive,
lástima, odio,
sientes lo que ya conoces,
y lo desconocido también,
sientes el amor,
pero no en ti,
sino a través de tus ojos,
aun desconoces tanto.

Estas abatido,
destrozado,
por dentro
por fuera
y solo has visto
un poco más que nada.

Al intentar buscar ponerme de pie,
noto que mi cuerpo prefiere el beso de la tierra,
y en ella ocultarse,
entonces allí y solo allí
respondo.

Si he visto poco más que la nada
y el dolor, la pena y todo eso que das
me ha dejado en este lamentable estado,
es claro que desprecie tu cuadro,
tus verdes senderos, tus colores,
pues solo he visto, dolor,
y aquí estoy,
en la tierra, y mi cuerpo tapándose con ella,
ya no es solo mi boca
permitiendo a mis pensamientos salir,
si no, que es mi cuerpo,
intentado morir,
mi alma ya se ha ido,
solo soy esto,
carne podrida
y huesos.

Y, de aquel,
tu lado,
solo silencio,
he visto y sentido
y ya no deseo hacerlo más,
nunca más.

E.I.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

Comentarios