Absorto en la frialdad de la habitación en penumbra,
ahogado en cansancio,
descansar no esta en los planes,
pequeñas luces que llegan y desaparecen.

Vista que recorre un cielo que no existe,
manos que no ven aquellos ojos,
el recuerdo de lo que no ha sucedido,
el llanto de un futuro que ya ha muerto.

En un cuerpo que no es el mismo,
en el lugar que no existe,
aquellas personas, de barro cocidas,
se derriten ante un sol que se ha ido.

No hay luna ni sol,
las nubes han caído,
aves despedazadas por todo el lugar,
descalzo, camina, sobre picos de muertas aves,
logran hacerlos sangrar.

Alucinaciones,
escondido en la penumbra,
acurrucado en un rincón,
como si la salvación estuviera allí,
no, no mi amigo, no.

Comentarios