15 jun. 2014

Frio (V)



Si la piedra que ocupa ese lugar
si la noche que ocupa tus ojos
si todo eso desapareciera
o resignara por unos instantes
su cruel obscuridad
para que la ingenua luz
toque tu cuerpo,
quizá,
y solo quizá
llegaría a ti.
Estas inútiles palabras
llegarían solo para ti.

Inmersos,
todos
en los ríos de los martirios
nadamos,
más no gozamos,
el dolor físico,
el del alma,
son los que nos recuerdan
el movimiento de nuestros brazos,
el dolor,
se extiende en estas partes muertas.

Intento recuperar la mirada,
el hipnótico mirar de tus ojos,
la vibración de tu voz
cuando aún no asoma el sol,
ese sol, que maldigo,
pues marca el fin de la noche,
marca un final.
Y siempre,
dudo de los comienzos.

En mis venas ya no corre sangre,
en mis venas, solo hielo
mis roces congelan las pieles,
tu piel,
tu rostro,
busco el olvido
en muebles de boticario
mas unos segundos de visiones borrosas
son más crueles que recordar continuamente.

Como hacer
que muevas mi sangre,
como hacer que pintes este pálido cuerpo
levanta mis parpados,
levanta mi cuerpo,
el que está ahí,
tumbado
junto a la fogata de sus recuerdos.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...