Simple



Simple,

como la sensación del frio y helado viento,
simple,
como el calor de un tímido fuego
y un viejo saco de alguien que aquí lo ha dejado,
lo material, aquí permanece, no sube, no baja,
un abrigo, un trapo,
transformado ahora, en un baúl de recuerdos.

Simple,
como la visión del nacimiento,
el llanto de la carne al ser rozado por este aire,
el dolor de los ojos a los primeros
y tajantes rayos del sol
el temor infundado (o no) de cientos de dedos
recorriendo un frágil cuerpo,
frágil, tan frágil, y tan inocente.

Simple,
como otra alma que caerá,
destrozada,
simple,
como saber que tus plegarias serán vano
cuando la caída sea tu inminente salida,
cuando tu propia alma te estrangule,
cuando de por muertas tus creencias,
decepcionado,
agotado,
desaparece el nacimiento
se aproxima el páramo más desértico
que alguna vez hayas dibujado en tu mente.

Aun muerto, eres optimista,
despertar, cambiar,
es que duermes y finges estar muerta?
tu cuerpo, hundido en mentiras,
algun día, lo sé,
daré mi espalda y tu puñal
se hundirá en ella,
quizá, sea esa
la mejor manera de olvidar.

Abrazada a los juegos despreciables,
no escuchas,
solo juegas,
me desgarras, el alma, el corazón,
mis ojos aun secos,
mis labios sellados,
tus manos conocen
el arte de sellarlos por siempre,
la sangre derramada
adorna mi cuello,
y tú,
aun jugando.

Regresas,
te alejas, solo un poco,
me muestras el dulce azúcar de tu piel,
y desapareces,
solo para regresar y asestar otro golpe con tu daga,
sin poder hablar,
espero veas en mis ojos el deseo
el deseo de que tu golpe sea en mi corazón,
ten piedad y da otro golpe,
por favor,
certero al corazón.

Comentarios