Flor

Dabas al insecto

tu miel,
día a día
durante todas esas tardes húmedas
del hechizante estío.

Pasaron soles,
muchos soles
por encima de nuestras cabezas,
la flor y el insecto,
unidos,
en este atardecer,
hermoso ultimo atardecer.

El color,
es frio,
helado,
mis ojos dicen,
el gigante rey sol
ya no calienta esta tierra
como solo él sabe hacerlo,
en estas tardes ya no tan húmedas
de verano.

Tú,
flor,
te abres de todas maneras
el insecto a ti llega
y sobre él te cierras.

Engañado,
ya lo has hecho antes,
tantos han muerto de la misma manera,
el mismo engaño,
¿dónde está lo que eras?
Antes de que tus pétalos
garras fueran,
tu centro
el mismísimo infierno,
tu polen veneno.

Un falso verano
sobre nuestras cabezas
lluvias que no mojan,
abres tus pétalos
y esperas, esperas.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Comentarios