1 may. 2016

Jardines

¿Cuán extraños somos?

el humano, el ser,
individual o no,
el alma, el cuerpo,
no son uno, no,
podría dibujarte un mapa sobre mí.

Has de dar vida
otras las has de robar,
odias la tuya,
solo por eso deberías morir,
ascenso, descenso,
tierra, cielo,
aquí.

Abre tus manos,
hacia el fin del día,
abre tus brazos,
para reposar en su seno,
te cuidaran,
hasta el infinito
y más.

Jardines,
rojas flores, negras,
espinas
sangre,
caminos de carne putrefacta,
jardines de muerte,
lluvias de lágrimas y más sangre,
y las lágrimas,
y las lágrimas.

Truenos
desgarradores gritos,
no hay luz en los rayos,
solo obscuridad,
aquí, el todo,
es la nada absoluta.

No hay vida para dar,
nada ya,
nada para quitar,
acepto entonces tus brazos,
y paseare contigo
eternamente
por tus jardines.

E.I.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...