Sobrevuelas las cabezas

de los caídos,
gotas de sangre
en tu boca,
el fuego se levanta,
desde el mar puedes ver
olas de muerte
azotando las costas,
mientras las almas
remojan sus pies
en estas, tus infectas aguas,
esperando ser devoradas
por la furia desatada.

Sobrevuelas tus victorias
tu cruel sueño,
la cruel verdad,
las serpientes que habitan tus ojos
envenenan mi mente,
mi ser,
los ojos de los que no hablan
me aturden,
la mentira en ropas de verdad absoluta,
y tu garganta expulsa
la más despiadada de las risas.

Aun, los que pueden ver,
aun, los que pueden oír,
los que te han visto venir,
en cavernas están ocultos,
el tiempo no existe como tal,
podrán asomar al día
o a una perpetua noche.

Sangre en el comienzo,
dolor y ausencia,
el sentimiento de la caída infinita,
no hay quien la detenga,
la soledad,
la degradación luego,
más sangre, más dolor
llegando el final,
el cuerpo en ella teñido,
por última vez, escribes la palabra,
por última vez, gritas el nombre,
por última vez, la ves dentro tuyo,
por última vez.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios